jueves, 17 de noviembre de 2011

Drogándome con arándano



Esta pintura la compré hace semanas y no la había podido usar porque como compro muchas pinturas últimamente se me acumulan las nuevas para probar. Este es de Revlon, Not so Blueberry. Me he hecho fan de los esmaltes de Revlon, son buenos, bonitos, baratos y se consiguen fácil en Farmatodo. El problema es conseguir variedad de colores porque a todos los Farmatodos que he ido solo tienen los mismos 4 colores aburridos tipo: Beige, Rosado y Rojo. Así cuando vi este color diferente a esos mismos de siempre, lo compré. Y además es morado, mi color favorito.





Una cosa interesante de estos esmaltes es que vienen perfumados, cada tono con un olor diferente. Este por ejemplo al secarse huele a arándano. Uno pasa todo el día oliéndose las uñas como el propio drogadicto, es divertido.

1 comentario:

  1. Gracias por seguirme! Te sigo yo también porque sé que estas cosas hacen ilusión, Me gusta mucho el blog! Sigue así. Un besote.

    ResponderEliminar